Hacer la compra en Irlanda sin arruinarse

Publicado el 10 de March de 2018. Sin Comentarios.

Categorias: Vivir

Etiquetas:

Hacer la compra en Irlanda sin arruinarse

¿Quieres saber cómo hacer la compra en Irlanda sin arruinarse? Vivir una temporada en el extranjero es un rotundo cambio y por eso hay que tener en cuenta algunos consejos.

Es difícil abandonar el supermercado de confianza de uno y tener que adecuarse a otro proveedor. Hay que tener en cuenta qué se compra, donde se realiza la misma y el ahorro en sí.

Una vez se tiene los pies en Irlanda, se tiene a simple vista dos escenarios, el entorno rural o la urbanización. Ello ofrece un ambiente variado de opciones a la hora de la compra.

Cómo hacer la compra en Irlanda cuidando el bolsillo

Si uno tiene preferencia para residir en una zona rural, es mejor opción dirigirse hacia los proveedores locales. Debido a la calidad, bajos costos y el volumen de la compra misma. Productos de primera necesidad como lácteos o huevos es lo mejor allí.

Por otra parte, en la ciudad se tiene un mejor servicio de atención mediante la cercanía con el cliente. La competencia del mercado obliga a que no tengan precios accesibles, sin embargo los productos cárnicos y marinos frescos son sus especialidad.

Ahora bien, los supermercados tradicionales tienen la ventaja sobre el resto de los productos. Para ello, hay cuatro aglomerados que se dividen los clientes, tales son Lidl, Aldi, Tesco y Dunnes Stores.

Estos se sacan la cabeza en competencia plena, en especial las dos primeras con el resto. Ya que, tanto Lidl como Aldi son más internacionales y ofertan productos fuera de frecuencia. Cómo si fuera poco, se dan el gusto de vender a 100% menos en su mayoría.

Por fuera de la gama están las tiendas cómo Dealz Eurogiant.  Quienes avanzan con precios baratos y hasta una variedad mucho más amplia de productos. Su especialidad va de productos para el cuidado del hogar hasta comestibles.

Antes de ir a hacer la compra en Irlanda

Es preferible puntualizar en una lista lo que se piensa adquirir estando adentro. Por ende, se debe hacer hincapié en que el coste de ciertos alimentos no es barato debido al coste de vida en Dublin.

Hay que subrayar que se debe priorizar las cosas que se quieren comprar. Luego, es preferible que los primeros días hay que dar una vuelta por la zona en que te ubiques para identificar los sitios en donde haya calidad y variedad de productos.

A su vez, la mayor parte de la gente en Irlanda suele ir caminando a los mini-mercados que se encuentran cerca. Aun así, esto es porque hay muchos, por lo que es sugerible un atuendo deportista si el clima lo permite, así como un bolso para cargar las cosas en la espalda.

Ante todo lo referido, se puede indicar que puede resultar difícil el tener que adecuarse a nuevos lugares y formas. Sin embargo, ello no quita que sea imposible el poder realizar las compras en Irlanda.

Si bien es necesario tener un conocimiento del amplio panorama, tampoco se puede dejar de lado ciertas costumbres y actitudes a la hora de ingresar a un establecimiento comercial. Se puede comprar en Irlanda sin arruinarse.

Artículos relacionados

Hay 0 comentarios en esta noticia, nos gustaría recibir el tuyo.
Tu comentario será revisado por un administrador antes de ser publicado.